Blur: Leisure (1991)

2.0

Leisure (“ocio”) no podría llevar un título más adecuado. El debut de la que es quizá la banda británica más representativa de los últimos tiempos demuestra que sus miembros son músicos competentes, pero que aún no tienen mucho qué decir. Damon Albarn, vocalista y futuro gran forjados de imágenes de sátira social en sus versos, aquí se limita a cantar letras genéricas, vagas, y completamente ignorables. El encanto de Leisure está en la forma y no en el contenido, en el ocio.

Es innegable que varias de estas canciones son divertidas. “She’s So High” y “There’s No Other Way” aún aparecen en sus conciertos, mientras que el drone en clave menor de “Sing” es un clásico, en gran parte gracias a su aparición en Trainspotting. Hay una cantidad de influencias aquí mayor de lo aparente: en medio del Madchester, el baggy, y la influencia de The Stone Roses en todo el panorama, Blur intenta integrar todos esos estilos en estructuras pop, rayando en lo interesante con sus cabalgatas de gusto funk y los efectos de distorsión de guitarra. Esto destaca sobre todo en el final de “Birthday” (una canción tediosa sobre odiar el día de tu cumpleaños) y a lo largo de la robusta “Wear Me Down”, que pone final al álbum.

En 2007, Damon Albarn llamaría “pésimo” (awful) a Leisure, y en efecto se trata del trabajo más vacuo del grupo. Sin embargo, en retrospectiva es difícil no apreciar como la sinergia que aquí demuestra al lado de Graham, Alex y Dave terminó dando frutos más adelante, y las buenas canciones que nos dejó.

leisure

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s