The Jimi Hendrix Experience: Are You Experienced?

4.0

Alteró la sintaxis de la música… de cierta manera, lo comparo a Ulises de James Joyce.

—Rueben Jackson, Smithsonian Institute.

Ecos del pasado y del futuro, del blues Delta hasta el rock alternativo actual, se escuchan entre las embestidas sónicas de cada uno de los temas del debut de The Jimi Hendrix Experience. Este power trio —alineación inspirada por Cream— poseía a pioneros del jazz fusión en las percusiones: Noel Redding en el bajo y Mitch Mitchell en batería. Al centro, Jimi Hendrix, un joven de voz limitada pero apasionada, pero cuyo talento se concentraba de manera virtuosa, casi desmesurada, en la guitarra: si bien había habido padres —y madres— del rock como lo conocemos hoy en día desde principios de siglo, Hendrix fue el medio a través del cual alcanzó su máximo sincretismo con el blues, con la improvisación del jazz, y con la electricidad pura de su interior, que canalizaba en acrobacias con la guitarra que generaron admiración dentro y fuera de su género.

Jimi (nacido Johnny Allen Hendrix) había desarrollado un apego a su instrumento desde su infancia, cuando en la escuela utilizaba una escoba como guitarra y a manera de objeto transicional. Posteriormente, sirviendo en la armada, le rogó al padre de su novia que le mandara la guitarra que había dejado en su casa, y se repitió la misma historia: su desempeño institucional era bastante malo, por no decir indiferente. Eventualmente encontró su lugar, con sus debidas dificultades económicas, como un guitarrista en varias bandas del circuito R&B y de varios músicos de renombre, como Sam Cooke, Wilson Pickett, e incluso Little Richard. No fue sino hasta ser descubierto por Chas Chandler, ex bajista de The Animals, que se volvería su gerente, que las cosas comenzaron a mejorar gracias a un viaje a Londres, donde grabaría el álbum debut de The Jimi Hendrix Experience, probaría la fama, y haría historia en cuatro años.

Are You Experienced? no es el primer álbum de rock, pero debido al virtuosismo de Hendrix y de la gran cantidad de aprendizaje empírico que había tenido como guitarrista de tantas leyendas, su soltura en el instrumento hacía que las canciones, plantadas fuertemente en la tradición del blues, sangraran desgarradas por sus licks, por sus acordes de jazz con los que se topaba casi sin saber pero nunca sin querer, y que la atmósfera psicodélica de toda esa masa de sonido creara esa sensación de peligro que hoy en día asociamos de manera casi automática con la música rock. Y por qué no, con cierto erotismo casi implícito en los ritmos, como bien está representado en el opener, “Foxey Lady”, repetitiva e insistente como el protagonista de su narración.

Bueno, tal es el opener de la edición británica, la original. La edición americana es casi un álbum diferente, con los sencillos con los que la banda arrancó formando parte del tracklist junto con algunas canciones nuevas. “Purple Haze”, tan icónica que hasta se volvió nombre de una variedad de cannabis, abre con una energía que no le pide nada a “Foxey Lady”. Tenemos el legendario cover de la canción folclórica “Hey Joe” que Hendrix volvió suyo para la posteridad, la balada romántica “The Wind Cries Mary” y la oda al bohemio deambulante, la sorpresivamente moderna “Highway Chile” —juego de palabras con “child”—, ambas canciones canalizando en poesía a uno de los ídolos de Jimi, Bob Dylan.

A broom is drearily sweeping
up the broken pieces of yesterday’s life
Somewhere a queen is weeping
Somewhere a king has no wife
And the wind, it cries Mary

—”The Wind Cries Mary”

Yeah, his guitar slung across his back
His dusty boots is his Cadillac
Flamin’ hair just a blowin’ in the wind
Ain’t seen a bed in so long it’s a sin
He left home when he was seventeen
The rest of the world he had longed to see
But everybody knows the boss
A rolling stone who gathers no moss

—”Highway Chile”

Las canciones de Are You Experienced? son tan innovadoras y seductoras que sin importar que existan dos versiones del álbum diferentes, logran volver a ambas presentaciones una obra maestra y un clásico sin importar el orden (no por nada The Jimi Hendrix Experience era un acto en vivo tan exitoso). A oídos contemporáneos, que cuando piensan en psicodelia piensan en Animal Collective y no en los 3/4 de “Manic Depression”; Are You Experienced? puede parecer un trabajo muy mesurado, pero bastan unas cuantas repeticiones de su energía para conectar con el groove y fluir con su fiereza casi animal, fiereza que en el escenario era tan apabullante que creó uno de los momentos históricos del rock: el icónico sacrificio de la guitarra en llamas en el Monterey Pop Festival de 1967. Canción tras canción trasciende su esqueleto rompiendo en clímax tras clímax, ayudado por el grueso bajo de Noel y los muchas veces olvidados pero igualmente notables asaltos a la batería de Mitch Mitchell.

Are You Experienced? está repleto del buen humor de Hendrix. “Foxey Lady” daría pena ajena en su proposición sexual —actualmente ya tan trillada— si no fuese tan abiertamente consciente (el mismo Hendrix tuvo que admitir que no se le dirigía a las mujeres de esa manera). “Red House” utiliza otra narrativa que aun en ese entonces ya era cliché: el del amante que regresa a casa solo para encontrarse de que su chica se ha ido y de que ni siquiera puede abrir la cerradura. Lo que destaca es como Hendrix la da un vuelco gracioso a las cosas, sin tomárselas en serio, centrándose en crear los blues más grasos y los licks más sucios mientras afirma que ‘cause if my baby don’t love me no more, I know her sister will! El mensaje para el escucha es claro: si aparte de dejarte llevar por la lisergia te das el lujo de ponerle atención a las letras, al menos te encontrarás con algo divertido.

Notable excepción resulta —además de “The Wind Cries Mary”— “I Don’t Live Today”, que si bien no tiene mucho significado sin contexto, cobra una carga impresionante cuando te enteras de que está dedicada a los indígenas norteamericanos y a los afroamericanos (la abuela paterna de Hendrix tenía ascendencia cheroquis). Will I live tomorrow? Well I just can’t say / But I know for sure, I don’t live today son versos muy lóbregos cuando te enteras de que son la voz de una minoría, pero la energía casi celebratoria con la que son entregados —en el registro más alto al que Jimi puede llegar y en uno de los números más vivaces del álbum—, lejos de ser inapropiada, es testamento del espíritu y mensaje de resistencia que su autor quería entregar.

Are You Experienced? Vaya interrogante más enigmática. El título parece tener varias lecturas, desde la obvia (¡es la experiencia de Jimi y sus amigos-blancos-también bastante-habilidosos!), hasta la quizá no intencional (Jimi ciertamente tenía experiencia, y la usó muy bien), hasta la implícita en la propuesta: ¿Tienes experiencia, ya sabes, en eso? Si no la tienes, viajes repletos de overdubs y hasta sugerencias de drones hindúes abundan en “Third Stone from the Sun” y por supuesto, en el title track, que finaliza con la picardía del buen Jim: But are you experienced? Have you ever been experienced? Not necessarily stoned, but beautiful… 

experience

Anuncios

Un comentario en “The Jimi Hendrix Experience: Are You Experienced?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s