Gorillaz: Demon Days (2005)

4.0

Repitamos el proceso, pero hagámoslo mejor. Porque todos creyeron que era un gimmick [truco para llamar la atención]. Si lo haces de nuevo, ya no es un gimmick, y si funciona habremos probado un punto. E instantáneamente, todos nos emocionamos.

—Damon Albarn

Demon Days es descrito por su autor, Damon Albarn, como un viaje por la noche, la noche del mundo, de una sociedad viviendo en la oscuridad, encontrando un demonio en cada parada, en cada canción.

¿Debería usar la palabra “autor”? No estoy seguro. Desaparecer detrás de las facetas de cuatro entes de caricatura trazados por Jamie Hewlett y borrar aún más la línea con múltiples colaboradores se vuelve ahora un manifiesto, más allá del factor novelty que aún colgaba como un velo sobre el primer álbum.

Gorillaz, la idea de Gorillaz, estaba haciendo historia, siendo reverente y futurista, transgrediendo las líneas entre géneros y aprovechando medios que aún estaban incipientes, como el Internet (vaya, incluso en México aparecieron en una famosa telenovela juvenil de los dosmil, Rebelde).

La crítica se dio cuenta de ello y aclamó al álbum con sus números de estrellas más generosos en las reseñas, pero el resto de la población y la juventud de la década fue la que más se vio beneficiada. Como respuesta a la cultura de la celebridad, le permitió a toda una generación concentrarse en la música; su curiosidad melómana haría que eventualmente supieran quién es Damon Albarn, ya que crecer escuchando una mezcla ecléctica impredecible e imposible de etiquetar, sembrando un gusto abierto y aventurado, eventualmente los llevaría a saber quién es el maestro detrás de la orquesta de su banda favorita.

En tan solo su segundo álbum, Gorillaz llevó la cohesión más allá de lo musical y directo a lo transmedia: Demon Days cuenta ya no una, ni dos, quizá ni siquiera tres historias; no hablamos del mundo real con Damon y Jamie, pues ahora el ficticio tiene dos capas: está la banda ficticia “real” creando el álbum (compuesto por Noodle) y está la banda ficticia “ficticia” creando la narrativa de sus vídeos musicales, tan icónicos para los dosmil como lo fueron los trazos móviles de Gerald Scarfe en The Wall para los ochenta.

Encima de ello está la lectura de las canciones: cada una un demonio que azota a nuestro mundo aún hasta los días en los que estoy escribiendo este texto, sean niños con armas de fuego, soldados en medio de yermos desolados que solo engendran petróleo, y aislación en un mundo saturado de estímulos mediáticos, un “Feel Good, Inc.” que continúa sus estruendosas carcajadas.

Well these demon days are so cold inside
It’s so hard to live, and so to survive
You can’t even trust the air you breathe
‘Cause Mother Earth has a soul to leave
When lies become reality

Demon Days es la obra más cinematográfica, ambiciosa, perfecta y rebelde en la que Damon Albarn se ha visto involucrado desde Parklife de Blur en 1994, disco al cual gusto comparar con un nuevo Sgt. Pepper’s. Tener dos obras de tan grande categoría bajo el brazo no es poca cosa, pero claro que no se puede lograr solo, y eso lo entiende: este álbum es un trabajo en equipo, una odisea donde el soundtrack de Dawn of the Dead te da la bienvenida y donde MF Doom, De La Soul, Roots Manuva, coros angelicales, o un solo de Ike Turner pueden aparecer a la vuelta de la esquina.

La voz de Damon se ha metamorfoseado por completo en la de su ente virtual, ese curioso humanoide con la apariencia de Tim Burgess + Sonic the Hedgehog; su expresivo pero ecuánime barítono arrastrándose sobre mil texturas, evocando imaginería cristiana en un contexto actual. You’re entering The Harmonic Realmindeed.

Gorillaz_-_Demon_Days

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s