Chuck Berry: Chuck Berry Is on Top (1959)

4.0

El rock es básico, pero todo lo puede; incluso sacar a un muchachito de color de sus humildes orígenes y llevarlo a que su nombre esté en las marquesinas de la gran ciudad. La historia de origen quintaesencial de la estrella de rock, “Johnny B. Goode”, podrá ser subtextualmente una aspiración a un estatus de élite dentro del mismo sistema que margina, pero su espíritu es sobre todo, de trascendencia, algo tan representativo del ser humano y una idea del arte tan romántica que es por ello que es la epítome del género, y la canción que logró trascender aún más que su creador: a la fecha está flotando en el espacio en el Golden Record del Voyager, y sigue en todas esas canciones que glorifican a aquellas personas que dan su vida por darnos algo de rock, y nos aseguran que si nos esforzamos lo suficiente, nosotros también podemos lograrlo.

Sin dudarlo siquiera, afirmaría que el álbum que alberga esta canción aquí en la Tierra —dejando de lado los múltiples compilatorios—, Chuck Berry Is on Top, es el mejor de su autor únicamente por tenerla. Pero tiene la suerte de estar acompañada de más clásicos: “Maybellene”, “Roll Over Beethoven”, “Around and Around”… canciones que se habían grabado desde antes (“Maybellene” es del 55 y el primer lanzamiento de Berry) pero que aquí se juntaron en una especie de greatest hits antes del greatest hits.

En aquel entonces, el sencillo y la radioplay eran más importantes que los streamings y no había esa concepción de los álbumes como una obra cohesiva que debe ser consumida y apreciada como un libro o película, por ella la naturaleza algo azarosa de los LP de Berry y otros artistas. Sin embargo, su material era tan fuerte y la experiencia tan breve (de tan solo media hora) que logran defenderse como obras serias hasta la fecha.

Chuck Berry Is on Top es la mejor lograda: desde rockers de escuela (“Almost Grown”, “Anthony Boy”), hasta odas al género (“Sweet Little Rock ‘n’ Roller”, sobre una niña fanática de la música, una especie de antecesora espiritual de “Rock ‘n’ Roll” de The Velvet Underground, y “Roll Over Beethoven”, sobre un icono de la música clásica rodando en su tumba gracias al nuevo sonido de moda), hasta jugueteos tropicales (“Hey Pedro”, “Blues for Hawaiians”) y el —problemático— fetichismo underage de las estrellas de rock en “Little Queenie”, este álbum es el paquete completo tanto temático y en cuanto a hits de la excepcional trilogía con la que Chuck abrió su discografía, y sin lugar a dudas, el LP con su material más influyente. Imperdible.

b2f4a3f59bee41e68f7f116381da4f2d

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s