The Velvet Underground: Loaded (1970)

4.0

Hay una energía motivando la arrasadora experimentación de los dos primeros álbumes de The Velvet Underground: amor al rock ‘n’ roll, desde cualquiera de sus escuelas: sin letra, con letra, con integraciones orientales, puro, primal, vanguardista, instrumental, ruidoso, melódico. La razón por la que The Velvet Underground & Nico es un clásico influyente y profético es porque de esta singularidad de influencias emergieron sinfín de ramas de las que gozamos hoy en día. ¿Como puedes recrear o repetir lo que desde un principio ya llegó a sus últimas consecuencias? ¿Qué hay más allá de White Light/White Heat?

Sea cual sea la respuesta, una cosa es segura: no es éxito comercial. Lou Reed, Sterling Morrison y Moe Tucker —con su nuevo compañero Doug Yule— ya habían estado por años en una banda que parecía no traer ninguna remuneración significativa. La única alternativa era expresar ese amor al rock ‘n’ roll de diferente manera. Las composiciones en Loaded —el título siendo a la vez sexual, bélico, y por la idea de estar “cargado de hits”— no se extienden por una cantidad obscena de minutos repitiendo acordes sino poniendo por encima de ellos melodías creadas con maestría y suma atención al detalle. Loaded abre la década del glam, la década del rock que después se volvería de estadio, con uno de los álbumes más invisibles e infravalorados pero igual de satisfactoriamente melódicos y apasionados que los clásicos que todos conocemos de Bowie, Queen, T. Rex, o el mismo Lou Reed solista.

Lo cierto, es que Loaded es un álbum ya de otra banda diferente a la que empezó la leyenda. Maureen Tucker estaba embarazada durante las sesiones, entonces su batería está totalmente ausente. Si el homónimo era el show de Lou Reed, este es casi un álbum dueto de Reed con Doug Yule y las habilidades musicales de ambos, juntas, son imparables: musicalmente, es el disco más complejo de la Velvet, y el que posee la mejor producción en un sentido clásico, pulcro. La guitarra acústica puntea nítida junto con los teclados; el bajo es grueso y suave. La batería —tocada en casi todo el disco por Bill Yule, hermano de Doug— se escucha certera y clara en la mezcla. A estas alturas, The Velvet Underground era más una idea, un enfoque a la hora de escribir y expresar el amor por el rock ‘n’ roll mediante los dotes poéticos de Lou Reed.

Loaded podrá ser muy suave para los elitistas de la experimentación que miden —erradamente— la “complejidad” en base a cuanto ruido tenga la música, pero la verdad es que es pop de la más alta categoría. Las canciones hacen uso de pausas, silencios, y cambios de tiempo para mantenerse interesantes y nunca hacer que dejemos de mover el pie. Las viñetas de Lou son más románticas y vivarachas que nunca, haciendo sonreír al escucha con una “Sweet Jane” que concluye con una bellísima cadencia plagal (heavenly wine and roses) y con una “Rock & Roll” sencilla y clásica que está allá arriba con “Johnny B. Goode”.

“Cool It Down” y “New Age” derrochan un swagger sumamente moderno que se puede encontrar hasta el indie de nuestros días, con vocales creativos que entran en altos, raspados y falsetes a cada giro. Cada canción aborda un estilo diferente, encontrando incluso pastiches camp country (“Head Held High”, “Train Round the Bend”) y romanticismo doo-wop kitsch con spoken word que Lou te vende con total credibilidad y un guiño (“I Found a Reason”). El álbum finaliza con la épica á la “Hey Jude” de “Oh! Sweet Nuthin'”, donde la batería y la voz de Yule despiden a la discografía de la que es quizá la banda quintaesencial de rock ‘n’ roll clásico en su expresión más contracultural y experimental.

Loaded no le trajo a la tardía encarnación de The Velvet Underground el éxito comercial que buscaba, y sus miembros retomaron sus vidas académicas y profesionales poco después. No tiene el mythos que rodea al disco de la banana o al de la calavera negra apenas discernible en un fondo aún más oscuro. Pero lo que sí tiene es la música de expertos en su materia dándonos una faceta completamente opuesta a la inicial, ya no de vanguardia libidinosa y agresiva, sino de tradición pop que de igual manera, pasaría a influir a futuras generaciones.

71m0amrc0jL._SL1000_

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s