The Killers: Day & Age (2008)

3.0

Day & Age no será una obra maestra, pero en él Brandon Flowers entrega un verso que trascenderá hasta los últimos momentos del universo, el legado de The Killers siendo la meditación filosófica del siglo, el kōan de una generación: are we human or are we dancer? Solo una banda como esta pudo haber aprobado una línea así de absurda (la más extraña de la historia según una encuesta de Blinkbox) en un single de presentación para un nuevo álbum. No se toman en serio, y lo dejaron muy en claro con la grandilocuencia camp de Sam’s Town después de que Hot Fuss se idealizara como una especie de clásico serio del post-punk.

En 2008 llega Day & Age en la misma tradición, con Flowers describiéndolo con “es como ver a Sam’s Town desde el espacio”. También citó como influencias a Elton John, David Bowie y a Lou Reed, pero, si acaso, se trataría de la versión más comercial y relajada de los dos últimos. Este es un álbum dance con solo las estructuras y los filos de rock ‘n’ roll, el enfoque siendo desvergonzadamente new wave. Lo anacrónico tiene la obligación de estar bien hecho y, bien, The Killers aquí están más eclécticos que nunca. Musicalmente es la mejor producción de su discografía aunque no caiga en el stadium rock salvo en ocasiones (“The World We Live In”). Estos son bangers para la pista de baile (“Spaceman”) y las combinaciones son tan improbables que logran mezclar disco y The Strokes MEJOR que los Strokes actuales en “Joy Ride” (mi favorita) y con algo de bossa en una conmovedora “I Can’t Stay” que aún así nunca se entrega a la melancolía. Este no es el lugar, chavxs.

Y Brandon, oh, Brandon, aquí ya es totalmente un placer escucharte. El frontman que al principio sonaba como un niño bonito pero sin personalidad muestra una vez más que es uno de los que mejor técnica vocal en su género tenían en la década, ya con sello propio más que establecido. Otros reseñadores citarán a Bowie, pero su falsete y vibratto en el que remata largas notas tiene más de Bryan Ferry y, vaya, el mejor elogio que le puedo hacer a Day & Age en medio de un sinfín de comparaciones es que es un álbum que Roxy Music pudo haber hecho de haber continuado su carrera. Con tantas comparaciones, sonará como si le estuviera quitando mérito a The Killers, pero aún en su momento más diverso, sus fortalezas vienen de ser influidos y no influyentes, así que se me hace justo. Are we human or are we dancer? No importa. A ellos no les importa tampoco. Vamos a bailar.

The_Killers-Day_y_Age-Frontal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s