Star Trek: Discovery T1E9 “Into the Forest I Go” (2017)

3.5

Si pensaban que estaban listos para dejar ir a Star Trek: Discovery hasta enero, quizá este final de media temporada haga que cambien de idea. Todo llega aquí a un punto de tensión que se mantiene por 45 minutos, nos da un final satisfactorio, y luego un cliffhanger lleno de misterio.

Star Trek: Discovery arrancó con un suceso traumático para la protagonista, y aquí la vemos obligada a volver al lugar donde todo empezó, a la nave de los muertos de los klingon, donde vio morir a su vieja capitana Philippa Georgiou (Michelle Yeoh) a manos del klingon T’Kuvma. Burnham y Tyler deben regresar a ese tétrico navío, ahora dirigido por el klingon Kol, para instalar rastreadores que puedan permitirle al Discovery localizarlo a pesar de su dispositivo de invisibilidad. La misión se complica cuando Burnham encuentra a la almirante Cornwell presa y discapacitada al lado de L’Rell, su captora, quien le provoca un ataque de estres postraumático a Tyler, a quien torturó y abusó sexualmente durante meses. Sí, este es un episodio algo pesado.

Pero no es enteramente desagradable. Así como Michael empezó siendo un personaje antipático y frustrado, la tripulación del Discovery comenzó siendo egoísta, y aquí poseen ya emoción por ganar la guerra y finalmente poder volver a ser el equipo de exploración científica que se supone eran en primer lugar. Todo lo que se necesita es que Stamets (el siempre brillante Anthony Rapp), quien tiene una conexión con la red de esporas espacial que usan para dar saltos en el espacio, haga 133 saltos para poder crear un mapa de la nave klingon (y evite sus ataques). Es una de las secuencias de batalla espacial más creativas que he visto en pantalla, y si bien no es particularmente espectacular, en términos de emoción te deja al filo de la butaca, sobre todo porque sabes que esto tendrá repercusiones para Stamets. ¿De qué tipo? Eso lo sabremos hasta enero.

Es sumamente enérgico, pero no es un episodio perfecto. Si bien el guion tiene la valentía de mencionar el TEPT, no lo aborda a profundidad, sino que lo representa como una serie de flashbacks. Aún así es sorprensivo que una historia de ciencia ficción/fantasía/acción siquiera lo integre, porque usualmente los personajes parecen ser psicológicamente inmunes hasta a las peores experiencias. La charla final entre Tyler y Michael es dulce, con muy buenas actuaciones de Martin-Green y Shazad Latif, quienes hacen que el romance no luzca tan forzado como al principio.

Aún se siente algo temprano como para juzgar por entero a Star Trek: Discovery, pero con algunas de las pistas que nos han dado aquí, uno espera que pronto justifique su estatus de precuela. Al parecer, Lorca mapeó los brincos de Stamets y descubrió evidencia de universos paralelos. Parece, también, que Stamets no volverá a usar esta tecnología, lo cual explicaría por qué no se ve nuevamente en la continuidad. Discovery realmente podría ir a lugares a los que Star Trek no ha ido antes si sabe qué hacer con lo que ha construido durante estos irregulares pero disfrutables nueve episodios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s