Interview with the Vampire: The Vampire Chronicles (1994)

3.5

Cuando Lestat (Tom Cruise) describe a su víctima Louis (Brad Pitt) el estilo de vida que deberá llevar como vampiro —exclusivamente nocturno, desapegado y seductor, todo mientras eternamente joven— una parte del espectador no puede evitar pensar, ¡qué ofertón! Dénmelo todo, ahora. El resto de la película se ocupa en detallarnos por qué esa parte del desapego es tan complicada. Lestat, al igual que Mickey en “Natural Born Killers“, es otro Ubermensch por encima de toda norma, con control total sobre la vida y sus experiencias. En pocas palabras, un imposible. Por más oscura y sanguinaria que haya sido en su momento (merecía un Oscar solo por hacer que Oprah saliera de su sala), “Entrevista con el vampiro” es una película que cree en la bondad humana.

Qué introducción tan inusual para una película tan gótica, son las tomas aéreas de San Francisco que establecen el tono. Es gracias al compositor Elliot Gondenthal que el efecto de alguna manera es tan efectivo como si estuviéramos viendo castillos y catedrales malditas. Su banda sonora, tan rica, meticulosa y romántica, abundante en bajos que parecen exacerbar los negros de la ciudad entre la luz artificial, actualizan el mito. Más tarde, la fotografía de Philippe Rousselot se encarga de suavizar pieles rosadas en ambientes aristocráticos ocrinos, dando el aspecto de una pintura clásica.

Daniel Molloy (Christian Slater) es un periodista interesado en el misterioso Louis, quien accede a ser entrevistado y revela su monstruosa identidad mostrando su faz pálida y venas azules marcadas, trabajo convincente de Stan Winston tras un proceso que involucraba colgar de cabeza a los actores por media hora (y el director pensaba que los efectos prácticos no eran su especialidad). Louis explica como, en 1794, tras la pérdida de su hija y esposa, se hundió en una depresión que lo llevó a un temerario pero inequívocamente juvenil flirteo con la muerte a través de experiencias extremas. Esto fue un imán para Lestat, quien, en el primero de muchos momentos homoeróticos, lo alza a las alturas con su mordida e intenso abrazo, paralelo al asta de un navío. Más tarde, su familia se vería “reformada” cuando ambos convierten a una niña huérfana, Claudia (Kirsten Dunst) en una de ellos.

Como Louis aclara al principio, en el siglo XVI ya eras concebido como un adulto maduro, hecho y derecho a los 24 años. Pero el angst que inundaba su alma no era tan diferente al de la adolescencia; conforme pasa el tiempo y madura, se da cuenta del error que ha cometido al elegir una eternidad de tristeza. En su mirada perdida hay culpa, y la revelación de que hubiese sido más feliz como un mortal. Kirsten Dunst, a sus once años, comunica de manera impresionante esta misma ansiedad. Su personaje lleva al extremo la tragedia de Louis: encerrada en el cuerpo de una niña, no puede tener el aspecto ni las experiencias de alguien mayor. En esta tragedia faustiana abunda un respeto al paso del tiempo, y la actualización del mito tiene su fortaleza al criticar nuestra moderna obsesión con la juventud. También topa con el posmodernismo prematuramente: al buscar respuestas, solo se percata de que no es más que un parásito en un universo sin dioses ni demonios.

Por otro lado, esa tristeza en el semblante de Brad Pitt se traduce en un ceño fruncido y un puchero de  labios prominentes de intenso rosa. Para alguien externo resulta tan sexy como su historia. Nuevamente valiéndome de “NBK“, es como si fuera Mickey Knox entrevistado para “American Maniacs” y, al igual que Wayne Gale, el personaje de Slater cae en idealizar al monstruo. Tras 237 millones de dólares en taquilla, la cultura pop también lo hizo. Resulta irónico que una película que es básicamente una refutación a una fantasía púber sobre vida eterna, promiscuidad y psicopatía terminara engendrando una ola popular de todo eso. Los vampiros de Anne Rice en la gran pantalla provocaron un cambio cultural en la concepción de estos monstruos que nos llevó a “The Vampire Diaries”, “True Blood” y la saga “Crepúsculo”. Es imposible no sucumbir a la fantasía aún cuando la fantasía nos mire a los ojos y diga “no has entendido”, justo como Louis le dice a su entrevistador cuando este falla completamente en captar el subtexto de la historia y se resiste a aceptar su final amargo. “Sympathy for the Devil”, indeed.

Sin embargo, ese patetismo y carnalidad eran necesarios para el realismo que la película busca. Los vampiros aquí son inmortales pero no invulnerables, y tan inclinados a alzar la voz y quebrar en llanto como cualquiera. La ambición del productor David Geffen era crear una “Lo que el viento se llevó” para estos monstruos, y la película parece estar consciente de su lugar en la historia del cine, en una secuencia con Louis asistiendo a ver varias cintas, entre ellas “Nosferatu“, que estelariza a una bestia de puro id que es la antitesís de las creaciones de Anne Rice.

Me pregunto qué pensarían vampiros reales de esta película y toda su progenie involuntaria que destella con el sol y posee abdominales marcadas. Hey, que a fin de cuentas nadie tenía una bola de cristal en los noventas. Mucho menos Anne Rice, quien se manifestó en contra del casting de Tom Cruise como Lestat. Al igual que Ian Fleming tras ver a Sean Connery en “Dr. No”, terminó tragándose sus palabras. Este es uno de los grandes papeles de Tom Cruise y, a dos décadas de su estreno, uno se pregunta si realmente el actor es un vampiro cuando se da cuenta de que se necesitaría solo un poco de maquillaje para ser casteado sin problemas en una secuela. Quizá la cienciología es realmente una sociedad de vampiros liderada por Antonio Banderas. Los vigilaré de cerca.

Interview with the Vampire: The Vampire Chronicles

Neil Jordan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s